Mis  alentadoras esperanzas

Para mí el socialismo es el único futuro posible para la humanidad, amenazada por las crisis, por el agotamiento de las materias primas y por las guerras debidas al caos en el que la sociedad se encuentra actualmente, fruto de la guerra que una minoría de explotadores declaró a una mayoría de explotados. Una sociedad basada en la competencia económica entre los explotadores.

Para mí el socialismo es tan ajeno a las políticas conservadoras de González – Zapatero, como el comunismo lo es de la imagen que le ha dado la dictadura estalinista que ha reinado en la URSS.

Estoy convencido de que los y las trabajadoras son los únicos capaces de sustituir la sociedad capitalista por una sociedad libre, fraternal y humana, ya que ellos y ellas constituyen la mayoría de la población y no tienen ningún interés en la prolongación de la sociedad actual.

Para conseguirlo tendrán que destruir el aparato de Estado de la burguesía: su gobierno, pero también sus tribunales, su policía y su ejército. Condición sine qua non para crear una sociedad en la que las masas populares ejercerán su propio poder, asegurando así un control democrático sobre el conjunto de la sociedad, tanto desde un punto de vista social como económico.  Marx, Engels, Lenin , Rosa Luxemburgo y Trotsky son mi filiación política.

 .